In blog

Cuando haces lo que te gusta (aquello para lo que viniste al mundo) el tiempo vuela.

Al terminar el taller de Retail Academy invitamos a los asistentes a escribirse una carta a sí mismos, que les enviaremos en 6 meses a sus casas. Mientras caminaba por los pasillos del salón donde hicimos el seminario leía de reojo las palabras que cada persona escribía y cada una de ellas llenaba mi corazón un poco más: “me siento inspirado”, “estoy lleno de energía”, “vas a llegar muy lejos”. 

Hace un par de semanas tuve el privilegio de facilitar 6 seminarios distintos con personas de todos los niveles del retail en México. Realicé sesiones de entrenamiento, innovación y diseño de experiencias de compra con vendedores, gerentes de tienda, supervisores y dueños de negocios.

Aunque estuve más de 35 horas en sesiones en las que mi función fue mantener la energía de grupos desde 10 hasta 80 personas en lo más alto, transmitir conocimiento e interactuar con ellas, mi emoción era tal que nada me paraba.

Hacer aquello para lo que fui creado no sólo no me parece un trabajo, sino que pagaría por hacerlo. Para mí, el hecho de saber que puedo tocar la vida de una persona por medio de un concepto, de una pregunta o simplemente invitándolo a compartir su opinión, me enciende internamente y me llena.

Tiene más de 5 años que comencé a hacer esto como parte de mi trabajo y hasta ahora he decidido que es para lo que nací, para crear ideas, transmitirlas e inspirar. Por varios años cometí el error de forzarme a hacer otras cosas en las que, debo reconocer, mi desempeño es pobre. 

Reconocer que no soy el más ordenado, ni el más estructurado, ni el mejor operador, ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, porque me ha permitido realizar mi misión.

¿Y tú estás haciendo aquello para lo que fuiste creado o te dedicas a lo que la vida te puso en frente?

Vivirás una vez, disfruta y trasciende cumpliendo tu propósito.

Carlos Agami

CEO Shopology

Recent Posts
4t retail mexico