In blog

El peor golpe de la 4T al retail en México

Todos los que estamos en la industria del retail sabemos que, desde enero de este año, iniciando con el gasolinazo, y hasta el pasado mes de julio, los resultados de ventas en tiendas han dejado mucho que desear en general en el país.

Percibimos que las políticas de austeridad del nuevo gobierno han causado una reducción del dinero en circulación para los consumidores y que las constantes noticias de inestabilidad en el país han generado un clima de incertidumbre que, a algunos, los inhibe de hacer inversiones o compras no indispensables.

A partir de estar en contacto con más de 100 marcas de retail y 1,000 tiendas de todos los segmentos y ubicaciones geográficas del país y conversar con ejecutivos de todos los niveles, he podido identificar lo que, desde mi particular punto de vista, es el peor impacto de esta 4ta transformación para el retail.

Desde mi perspectiva, más allá de los impactos macroeconómicos y políticos de este nuevo régimen, la mayor consecuencia ha sido en el estado anímico de los que participamos en esta industria.

A todos los niveles en las empresas de retail se escuchan frases como: “Es por la cuarta transformación” o “la situación está muy difícil”. Tanto directores, como gerentes operativos y responsables de tienda, se han inmerso en el discurso de que este año ha sido y será malo por causa de la situación del país.

No quiero decir que la situación en retail, y en la economía en general, sea fácil en estos tiempos. De hecho, la ANTAD (Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales), reportó su peor julio desde 2015, con un crecimiento de sólo 1.2% a tiendas iguales, con respecto al mismo mes del año pasado. (https://expansion.mx/empresas/2019/08/12/las-ventas-de-la-antad-registran-su-peor-junio-en-los-ultimos-cuatro-anos)

El estado de ánimo en la industria de retail es uno de los activos más preciados. Nadie puede vender, ni crear estrategias de marketing o comerciales efectivas cuando está asustado o preocupado. Por esto creo que quienes lideramos esta industria de las ventas al menudeo, tenemos la responsabilidad de enfocar nuestra energía, y con ella la de nuestros equipos, en buscar cómo trascender en esta época de transición.

Por ello, dejo aquí 3 acciones a tomar para enfrentar el cierre de este año:

1- Mantén tu discurso en un tono de construcción y de creación. Cuando hables con tus colegas o con tu equipo de trabajo asegúrate de evaluar la situación desde una perspectiva de responsabilidad y no de victimización ante la situación. Recuerda que, como dijo Jim Rohn, “somos el promedio de las 5 personas con las que más tiempo pasamos” y no quieres que tu equipo acabe contagiado del miedo e incertidumbre que te embargue a ti.

2- Busca nuevas oportunidades. Los momentos de cambio, como el que estamos viviendo ahora, traen consigo nuevos campos de acción. Algún competidor puede estar sufriendo y puedes tomar su pedazo del pastel o tus clientes pueden encontrar un beneficio al comprar en México, en vez de fuera del país. Las crisis traen oportunidades, ya lo hemos escuchado mil veces, pero sólo para aquellos que tienen la mentalidad de quererlas encontrar.

3- Cambia y adáptate. Si la situación es diferente, tus acciones también deben de serlo. Esta es una llamada de alerta para todos aquellos que no han cambiado sus formas en los últimos años. Ahora es el momento de buscar nuevos caminos para servir a tu cliente, cambiar tu propuesta de valor y hasta ajustar las condiciones de trabajo de tu equipo. El que no se adapta muere, pero el que lo hace, se queda con la comida del que murió, así que se flexible y acelera los cambios.

Lo más importante es que reconozcamos y recordemos que somos los dueños de nuestros resultados y que victimizarnos nos llevará a perder muchas oportunidades.

Te comparto este video relacionado al tema

Carlos Agami

CEO Shopology

Recent Posts
El tiempo vuela